miércoles, 30 de noviembre de 2016

Yellow Tail Chardonnay 2015






Casella Wines

[yellow tail] Chardonnay 2015

13% Grad. Alc.

Yenda, Griffith, Riverina, South Eastern Australia, Australia.



Un amigo apareció a inicios de la semana pasada con ésta botella la cual no fue abierta por ya estar con otras en la mesa. Hoy, aunque el frío allá afuera cale, aquí adentro estamos tan a gusto con la temperatura que un blanco no viene nada mal.

Ya hemos probado en Brasil un par de vinos de ésta conocidísima marca australiana Yellow Tail, muy fáciles de encontrar por allá, y por aquí; siempre cuando lo vemos nuestra idea acerca de ellos es que son sospechosamente pop.



De un amarillo brillante, forma lágrimas medianas, de mediana intensidad.

En nariz afrutado, como a melón, a melocotones, aroma de poca persistencia.

En boca, lo afrutado se refrenda, melón, melocotón, peras tal vez, de leve corpulencia, poca acidez. De final mediano, con un punto de amargor (no es negativo), como de un almendrado en el retrogusto.



Como mencionamos, fue un presente, pero sabemos que los vinos de ésta marca rondan los CA$ 10, o sea, consideramos que tienen una mediana rpc. Mediana porque para nuestro gusto, a la hora de comprar, preferimos aumentarle 7 ó 9 justins más y acceder a un vino más trabajado. Sin embargo, sinceramente, por 10 justins no está nada mal para lo que ofrece. ¿Y qué ofrece? Lo primero y más importante: no es imbebible. Para una tarde cualquiera no está mal. Si se tiene que ofrecer una comida a varias personas hacerse con una caja no te va a defraudar, y el bolsillo te lo agradecerá. Antes de hacerle una crítica negativa hay que recordar siempre cuánto cuesta. Si aun así no te agrada métele 10 dólares más a los 10 iniciales y hazte con otra marca de alguna línea mayor y problema resuelto. Por 10 justins no esperamos “el vino”, no esperamos alguna experiencia religiosa, simplemente pasarla tranquilamente bebiendo vino, y creemos que logra su cometido; no es para volverse locos ni fanáticos con la marca, o con éste chardonnay en cuestión, es bien simple, bien básico, pero llega hasta agradar en el momento. La fruta presente y un retrogusto agradable, aunque poco refrescante. Con que no defraude ya está bastante bien para ese precio. 



PD: Así como en Brasil ahora son "temers", en Perú ahora son "kuczynskis", en Estados Unidos todavía son "obamas", el término "justins" se refiere a Trudeau, el Primer Ministro canadiense, y no a Bieber, la estrella pop de éste mismo país, por siaca'. 







Nobody but me - Michael Bublé feat. Black Thought from The Roots. 

Conocí la música del canadiense Michael Bublé hace once años, en la isla, cuando una amiga me prestó el cd "It's time" del 2005 que hasta ahora está grabado en el computador. No me desagrada, pero tampoco me emociona. Indudablemente tiene buena voz, y un carisma que no deja indiferente. Ya a Cris las canciones de éste tío le gustan algo más. Escuchamos más sus temas antiguos porque los nuevos atiborran las emisoras. Ahora que coincidentemente vivimos en su ciudad de origen, Burnaby, en BC, lo tenemos hasta en la sopa. Tres temas de su último disco suenan a cada momento en las radios, una de ellas, la tercera del lado A es la que adjuntamos, la que da título al disco que tiene poco más de un mes de ser lanzado al mercado. En nuestros momentos pop, Bublé es una constante. 

sábado, 26 de noviembre de 2016

Mission Hill Family Estate Reserve Shiraz 2013





Mission Hill Family Estate

Reserve Shiraz 2013

14% Grad. Alc.

Okanagan Valley, British Columbia V.Q.A. Canadá.




Con tantas opciones en el mercado como que nos olvidamos por experimentar con los caldos canadienses. Siguiendo con los vinos de la bodega Mission Hill Family Estate, de quienes ya probamos algunos de su línea 5 Vineyards, ahora iniciamos la línea Reserve con éste shiraz.



De un vivo color granate, con bordes violáceos, forma lágrimas medianas, intensas.

Aromas de frutos negros, ciruelas, leve vainilla, especiado, tierra mojada. Aroma de poca persistencia.

Se refrenda lo afrutado, la leve vainilla, de taninos no tan sedosos, con una astringencia mayor a la que gustaríamos encontrar. De final medio, con leve retrogusto especiado, como a anís estrella.



Adquirido en BC Liquor Store de Burnaby a CA$ 25,30, tiene una mala rpc. Elegido para acompañar un asado de cordero con papas, vegetales y arroz. Éste es un vino que sin comida definitivamente no va. Ni me lo imagino con quesos. Ya con la comida es más pasable. En nariz es mejor que en boca, aunque no sea imbebible. Necesita un tiempo en copa, quizá hasta decantarlo. Tras una hora y media de reposo, mientras cocinábamos y preparábamos la mesa, el tinto se calma en algo, pero lejos de ofrecer algo de elegancia. Tampoco es potente, más bien algo desequilibrado en boca. Para el precio al que es ofrecido llega a defraudar, inclusive. No amengua nuestras ganas por conocer otra variedad en ésta línea Reserve, pero lo cierto es que esperábamos más de éste shiraz canadiense.

jueves, 24 de noviembre de 2016

Henkell Trocken Dry-Sec





Henkell & Co. Gruppe

Henkell Trocken Dry-Sec

Chardonnay – Sauvignon Blanc – Chenin – Pinot Noir

11,5% Grad. Alc.

Rheingau, Wiesbaden, Hessen, Alemania.




Un espumante alemán nos acompaña al sofá. Estos vinos de Henkell son muy fáciles de encontrar por estos lares, también son muy accesibles. Era cuestión de tiempo en hacernos con alguna botella.



Es de un amarillo pajizo, con burbujas abundantes aunque de poca intensidad.

Afrutado, algo cítrico, aroma poco intenso.

En boca lo afrutado refrenda a duraznos, lo cítrico está ahí también, algo de levaduras.



Adquirido en BC Liquor Store de Burnaby a CA$ 14, consideramos que tiene una mediana rpc. Lo escogimos para acompañar una ensalada de frutas: peras (de cáscara roja, jugosas), fresas y papaya. En cuanto al presente sekt, no defrauda, pero tampoco emociona, y, un vino que no emociona no trasciende. Es bebible, pero por aquí, a ese precio, encuentras otras opciones con mejores resultados, al menos para nosotros. Aunque a la temperatura ideal llega a ser fresco y va bien con las frutas, no nos haríamos con otra botella tan rápidamente (en el anaquel hay un rosado también). Algo tosco, hasta rústico quizás. Tal vez en cuanto a espumantes todavía tenemos el disfrute de las dos últimas botellas que bebimos de este tipo de vinos, aunque compararlo con aquellos probablemente sea una cobardía; ni fú ni fá, como decía mi madre. 







Let it go - Idina Menzel

Hoy la canción la propuso Sofía. Cada vez que cocinamos y cenamos juntos, con vino en la mesa, escuchamos los discos, viejos y nuevos, y Sofía está ahí escuchando con nosotros. Entre los casi 300 discos no había uno solo que fuese picture disc puesto que aunque son atractivos a la vista ya había leído que su sonido no es el mismo de un lp normal. Sin embargo por aquí están los picture disc de casi todas las películas de Disney, así que fue un buen motivo para conocer este tipo de vinilos. A Sofía le encanta ver girar el disco con la imagen de los personajes, en este caso, de la bendita peli' Frozen, la cual ya debemos haber visto unas cincuenta veces, aunque el disco en cuestión ya lo habremos escuchado (y hasta bailado con ella) más de cien, al punto que hasta nos llega a gustar, salvo la versión de éste tema por Demi Lovato que también viene. La que cierra el lado A es con la voz de la actriz y cantante estadounidense Idina Menzel, muy buena voz por cierto.