viernes, 18 de agosto de 2017

Almaviva 2013




Viña Concha y Toro / Baron Philippe de Rothschild

Almaviva 2013

Cabernet Sauvignon – Carmenere – Cabernet Franc – Petit Verdot

15% Grad. Alc.

Puente Alto, Chile.




Por fin, le llegó el turno al muy esperado Almaviva, un tinto en el cual se unen la legendaria casa Baron Philippe de Rothschild con la casa Concha y Toro. Emprendimientos similares que la casa francesa cuenta al igual que el tinto CARO en unión con Catena Zapata en Argentina, o al Opus One con la vinícola de Robert Mondavi en Estados Unidos.




De un granate obscuro, denota mediana corpulencia, forma lágrimas medianas, persistentes.

Muy aromático, frutos rojos maduros, cerezas. Frutos negros, ciruelas, una leve sensación a vainilla, un elegante toque de roble, sensaciones especiadas. Aroma persistente, elegante.

Lo afrutado primero, las ciruelas, las cerezas en compota, el halo de vainilla, el roble como un marco, aterciopelado. Con una vibrante acidez, tiene un toque herbal muy leve. De final largo, retrogusto a tabaco en la primera copa, a café, a mocha.



Adquirido en BC Liquor Store de Vancouver Downtown, a 145 Justin’s; digamos que tiene una buena rpc.

Acompañó bien un cordero con papas doradas y arroz.

Tras nuestra primera experiencia con un Almaviva podemos decir que ciertamente es un gran vino. Todo lo que habíamos escuchado o leído acerca de él no es exagero. Tras una hora de decantación en la cual salivábamos cual perro de Pávlov ante un hueso encontramos un tinto complejo y a la vez muy fresco. Su potencia radica en el espíritu que tiene, en el equilibrio donde nada transborda. Vinos como éstos nos dan que pensar que ciertamente un enólogo es un artista. Coger cuatro cepas en diferentes porcentajes (no sabemos cuáles) y crear un vino que amalgame perfectamente.

También hay un pero. Nos preguntábamos, si un vino de US$ 50 nos da un disfrute bárbaro, y uno de US$ 80 alcanza niveles extraordinarios ¿por qué intentar acceder a uno de US$ 145? ¿Qué buscamos? ¿Qué pretendemos encontrar? Y eso que estamos hablando de lugares donde los encuentras a precios honestos. Bueno, gran parte es ese halo de exclusividad que la marca ofrece, para quien valora aquello. Praticamente com o preço de um Almaviva compramos dois Don Melchor, ou três Terrunyo, me comenta Cris. Y sí. Pero son vinos diferentes, experiências diferentes, pero eso sí, el ohhh…, es mayor cuando un vino es de precio más accesible y te ofrece aquel disfrute. Con un precio elevado se torna una obligación.

Ante este Almaviva podemos afirmar que fue una gran experiencia, y también creemos que difícilmente se repetirá. 




Éste, sumado a los dos del fin de semana que pasó.





Back in Black - AC DC

La que abre el lado 1 y da nombre al disco de 1980 es la que adjuntamos esta noche. 

No hay comentarios.: