domingo, 17 de septiembre de 2017

Tetri Kindzmarauli 2015



Marniskari

Tetri Kindzmarauli 2015

100% Saperavi

12% Grad. Alc.

Kvareli, Kakheti, Georgia. 




Literalmente en un rinconcito están ubicados unos vinos cuya bandera en la etiqueta ya hace suspirar, por lo menos a nosotros, que somos curiosos en muchas cosas, y con lo del vino no es diferente: un tinto de Georgia. 

Es un kindzmarauli, o sea, un vino semi-dulce, en este caso envejecido durante dos años, y producido en la región de Kvareli. Las uvas son cosechadas más tarde que la mayoría. 





Es de una tonalidad obscura, de un granate profundo, es denso, forma lágrimas medianas, intensas.

Aroma a casis, fresas, frambuesas, frutos rojos y negros, una muy leve sensación a madera. Aroma de mediana intensidad a más.

En boca lo afrutado, como fruta de compota, de mediana corpulencia a más, de final largo, con retrogusto especiado.



Adquirido en BC Liquor Store de Burnaby a 18 Justin’s, tiene una buena rpc.

El tan solo depararse y tener la oportunidad de hacerse con una botella de un vino georgiano ya es para estar alegres, pero si el vino está bien trabajado pues la alegría es en partida doble. Me hizo recordar en algo al “borgoña” peruano, tinto dulce tan famoso en mi país, hecho con la cepa isabella, la cual nos comentaron es famosa en Colombia, pero éste tinto georgiano es diferente. 

De un dulzor que no empalaga, que no eclipsa otras sensaciones como ese rico especiado y la fruta, con esa corpulencia mediana, dan ganas de masticarlo, llega a ser goloso, se acaba rápido, y a ese precio terrenal. Todo un placer ésta, nuestra primera experiencia con un vino georgiano.

martes, 12 de septiembre de 2017

Oyster Bay Pinot Grigio 2015




Oyster Bay Wines New Zeland Ltd.

Oyster Bay Pinot Grigio 2015

13% Grad. Alc.

Hawkes Bay, Nueva Zelandia.




A princípios de año pudimos probar y deleitarnos con un chardonnay de Oyster Bay, así que ya sabíamos con antelación que los otros vinos –que son varios- de esta casa neozelandesa pasarían por nuestra mesa. Hoy otro blanco, ahora trabajado con pinot grigio es el que degustamos.



De un amarillo algo más vivo que para pajizo, con una tonalidad ligeramente verde, denota una leve corpulencia, forma lágrimas pequeñas, de poca intensidad.

En nariz hay leves sensaciones herbales, también a peras, lichi, y lo cítrico como aquellas hojas del árbol de limón verde. Aroma persistente.

En boca las sensaciones a peras, a manzanas verdes, lichi aparecen primero, luego las notas cítricas. De acidez marcada, de corpulencia leve, y un leve toque dulzón. De final largo, y retrogusto mineral.



Adquirido en BC Liquor Store de Burnaby, a 19 Justin’s, tiene una excelente rpc.

Acompañó un sashimi de salmón.

De carácter intenso y frutal éste pinot grigio sorprende. Con una textura diferente a otros blancos, es además muy fresco. Definitivamente nos deja aún más curiosos por los vinos de ésta casa. Así no queda más que tornarse hinchas de ellos. Una gratísima experiencia, más a ese precio.

domingo, 10 de septiembre de 2017

Tres vinos y una nueva amiga




Ayer vino una amiga colombiana a departir en casa y secamos esas tres botellas que aparecen allí arriba: dos italianos y un español.




Enoitalia

Gemma di Luna Moscato

7,5% Grad. Alc.

Bardolino, Verona, Italia.

Un espumoso que llama la atención por su botella diferenciada, de color turquesa, pareciera hecha de cerámica pero no, es vidrio pintado de ese color. Como siempre, lo más importante es el vino, y el vino estuvo bien.



De un amarillo muy tenue, pajizo, pero resalta su leve coloración, de burbujas pequeñas con buena persistencia.

Aroma herbal, hay un toque como a manzanilla, leve cítrico. Aroma de mediana intensidad.

En boca lo cítrico es algo más notorio aunque esa sensación a manzanilla está ahí presente siendo una sensación algo más leve. De final mediano, retrogusto muy leve a miel.



Adquirido en Harris Teeter de Chesapeake, a 21 Trump’s, tiene una buena rpc.

Acompañó la conversa, y el primer brindis del que de seguro serán muchos más.

Es un espumoso cumplidor. Agradó esa aromaticidad desde el descorche, aunque no fuera una sensación tan marcada, no fue  tan persistente. No encuentras esa destacada finura de un Asti, por ejemplo, pero tampoco desequilibra. A su favor es que el dulce no empalaga en ningún momento. No estuvo nada mal sin ser una maravilla.




Tenuta Olim Bauda

Centive Moscato D’Asti 2015

5,5% Grad. Alc.

Incisa Scapaccino, Asti D.O.C.G. Piemonte, Italia.




No es novedad nuestro gusto por los vinos dulces italianos, especialmente si son Asti. Éste blanco de botella pesada sorprende desde el descorche.



De un amarillo vivo, denota una corpulencia entre leve y mediana, forma lágrimas pequeñas, pero persistentes.

Aroma floral, flores blancas, sensación muy intensa. Aromas cítricos, limón amarillo, de esos que en Brasil llaman siciliano, a cáscara de naranja, a toronja. Aroma de muy buena persistencia.

En boca un leve toque de miel, de corpulencia mediana. La sensación floral es leve. De final largo, con retrogusto a peras.



Adquirido en Liberty Wine Merchants en Vancouver a 23 Justin’s, tiene una excelente rpc.

Acompañó unos deliciosos muffins que Juliana trajo, y de paso, nos hace conocer un nuevo lugar: la panadería Urban Cupcakes & More de Virginia Beach, a la que de seguro pronto visitaremos.

El blanco en cuestión desde segundos después al sonido del descorche el aroma –perfume sería la palabra- invadió el área. Como un genio ansioso a la espera de que abran la botella; antes de saborearlo ya nos había encandilado. En boca sólo confirmó la joyita que es: de un dulzor muy leve y equilibrado, donde lo cítrico y lo floral se amalgamaban con perfección. ¡Toda una ricura! Uma delicia...!, dice Cris, Juliana concuerda.




Tierra Aranda

Tierra Aranda Tempranillo 2014

14% Grad. Alc.

Ribera Del Duero D.O. España.




Un tinto que hemos probado tan solo una vez hace algunos años, pero que dejó buenos recuerdos, es éste tempranillo de Tierra Aranda. Y no, no es de Rioja, sino de Ribera del Duero, o sea, un vino de una región más difícil de conseguir, inclusive en British Columbia, que les digo entonces de Curitiba y/o Lima.



De un rojo vivo hacia el centro con bordes violáceos, de una corpulencia entre leve y mediana, forma lágrimas pequeñas pero persistentes.

En nariz frutos negros maduros, hay una leve sensación a roble. Aromático, pero de poca intensidad.

La fruta negra madura se refrenda en boca, así como la corpulencia entre leve y mediana. Notas leves a roble, muy elegantes. De taninos rebeldes, con presencia de toques especiados, pimienta, anís estrella, de final largo, de retrogusto a café en grano, y mineral.



Adquirido en Total Wine & More de Chesapeake a 22 Trump’s, tiene una excelente rpc.

Acompañó una pizza de pepperoni y otra meat lover’s.

Es un tinto con una personalidad, no desequilibra, pero con una sensación tánica fuerte, diferente de los de Rioja. Aunque de poca expresividad en nariz al saborearlo tuvo mucha presencia. Llena la boca, y con comida se disfruta más. Complejo y redondo. Entre muchas cosas, lo bueno de éste lado del Atlántico es el poder encontrar con vinos de otras regiones españolas, sin tener que renunciar a Rioja. Una muy buena experiencia.


Somos amigueros, algo que Sofía parece haber heredado. Juliana tiene un sabor en el acento de aquellas personas que tienen y quieren aún mucho más por descubrir. Ya habrá más reuniones para saber más de Pereira, y de Colombia. El vino sabe más rico cuando hay amigos con quienes compartirlo.
¡Gracias por cruzarte en nuestro camino! 

sábado, 9 de septiembre de 2017

William Hill Chardonnay 2014




William Hill Estate Winery

William Hill Chardonnay 2014

13,8% Grad. Alc.

Healdsburg, Sonoma, California, Estados Unidos.



Un blanco californiano despunta como opción en esta tarde calurosa. Tal vez por estar tan cerca de la frontera con Estados Unidos las variedades y opciones de vinos del vecino sureño parecen inagotables. A ciegas, escogimos este chardo’ para acompañarnos a la mesa.



Es de una linda tonalidad dorada, denota mediana corpulencia, forma lágrimas medianas, de mediana persistencia.

Aroma afrutado, piña, sensación intensa, hay un toque a mantequilla, lácteo. Aroma de mediana intensidad.

Sabor afrutado, la sensación a piña se refrenda, al igual que la mediana corpulencia. Llega a ser algo goloso, llena la boca. De una marcada acidez. Amantequillado, de final largo, con retrogusto almendrado.



Adquirido en BC Liquor Store de Burnaby, a 20 Justin’s, tiene una gran rpc.

Acompañó un strogonoff de pollo.

Es reconfortante cuando escoges a ciegas sin saber nada, absolutamente nada de la etiqueta que tienes al frente. Ayuda que por aquí el factor precio generalmente tiende a no llevarte al erro, salvo una u otra experiencia diferente que no es para nosotros, pero últimamente y, ante tantas opciones –que parecen infinitas- a veces no te queda otra. Con esto del vino –así como con otras muchas cosas en la vida- hay que aventurarse, más si estás en un país donde el precio es terrenal.

Un blanco sabroso, algo -inclusive- oleoso, daban ganas de masticarlo. Cremosito y muy fresco. Nunca habíamos escuchado acerca de los vinos de William Hill Estate Winery, y ahora estaremos atentos por si nos cruzamos con otra botella de ellos. Una excelente experiencia, todavía más a ese precio.

jueves, 7 de septiembre de 2017

Decero Cabernet Sauvignon 2012




Finca Decero

Decero Cabernet Sauvignon 2012

14,5% Grad. Alc.

Remolinos Vineyard, Agrelo, Mendoza, Argentina.




Aprovechando estar por el centro de Vancouver nos dimos un salto en una vinoteca que ofrece etiquetas diferentes, entre las cuales están los tremendos vinos Decero, una marca que conocimos por acaso en Curitiba y nos enganchamos a la primera con su propuesta de ofrecer vinos de calidad. Ahora, tras esa primera experiencia, al ver una de sus etiquetas ya estamos a la expectativa de estar ante una gran experiencia.



De un granate oscuro, negro al centro, bordes algo púrpuras, forma lágrimas medianas y persistentes, denota mediana corpulencia.

Aroma a frutos negros, ligeramente especiado, aroma de mediana intensidad.

De inicio los frutos negros, moras, higos, casis, de taninos sedosos, de una corpulencia entre leve y mediana, de final largo, con retrogusto a mocha, ya para Cris más a café.



Adquirido en Steamworks Liquor Store de Vancouver a 26 Justin’s, de una excelente rpc.

Acompañó unos pimientos rellenos con arroz. 
Ésta botella solo reafirma algo que ya sentíamos: ante una botella de Decero significa el estar ante una gran experiencia, y lo mejor (de estar en Canadá, o en otro país que no sea Brasil), a un precio muy justo: éste nos salió tres dólares canadienses más barato que el malbec de inicio de año de la misma casa, por aquello de que el malbec argentino es más caro; sí, aquí también pasa, aunque no sea mucha la diferencia.

Un cabernet sauvignon muy equilibrado, elegante, donde ninguna sensación se antepone a otra, muy bien estructurado. A ese precio, toda una joyita.